Seguro Espeleología

 

4,00

La espeleología tiene muchas ventajas disponibles para todos. Ir caminando bajo tierra, viendo rocas antiguas, capas de tierra coloridas, formas de vida muy especial y única. Las vistas definitivamente serán inolvidables. Sin embargo es necesario contar con un seguro espeleología para evitar posibles accidentes.

Cantidad:
Destinado al turismo con práctica de deportes de riesgo o aventura.

Las actividades cubiertas son las siguientes: Ciclismo, equitación, vehículos, boogie cars conducidos por el asegurado original, rafting, buceo, motos acuáticas, banana y juegos de playa en general, fuerabordas rápidas (con conductor), canoas (patrones locales), vuelos en helicópteros, actividades rancheras (capeas, etc.) , barcos a motor (con conductor), trekking, barrancos, motocicletas de 4 ruedas, tenis, golf, kayaks, windsurf, surf, kitesurf, pedalos, catamaranes, embarcaciones ligeras, motos de bolsillo, hidropedales, karts en hielo, veleros, orientación, pista americana, coches de caballos, tren cremallera, gymkhana deportiva, tiro con perros, tren de Artouste, aerotrim, bus bob, telesilla cota, escalada y rappel, espeleología, patinaje, puenting, tiro con arco, globo aerostático y globo cautivo, ski náutico jultratubejski bus, hidrospeed, y cualquier actividad deportiva con similar grado de riesgo.

¡Contratar!
  • Descripción
  • Reseñas

El seguro espeleología está diseñado para cubrir a los amantes de la espeleología. La espeleología es un hobby inusual y muy interesante para cientos de personas. Están motivados por la adquisición de nuevas experiencias, la exploración de territorios desconocidos y la contribución a la ciencia de la espeleología por ir a donde ningún humano ha ido nunca, la cartografía de nuevos descubrimientos, y conocer territorios absolutamente salvajes.

seguro espeleologia

seguro espeleologia

¿Es necesario tener un seguro espeleología?

Este tipo de actividad requiere fuerza física, condición física y resistencia, ya que será necesario recorrer distancias largas y a menudo difíciles. La persona debe estar preparada para la humedad muy alta, el aire frío y la oscuridad completa.

Es esencial tener un equipo de protección especial porque el peligro puede estar en todas partes, desde afiladas pendientes rocosas hasta piedras resbaladizas debajo. También se debe tener zapatos firmes e impermeables, ropa cálida y cómoda, un casco fuerte con luz, y guantes protectores.

Pero a pesar de contar con los equipos adecuados, desafortunadamente, como la mayoría de los deportes, hay a menudo un riesgo de sufrir una lesión que no sólo afecta en el momento, sino que también pueden llegar a afectar la capacidad para trabajar y ganar dinero por un período de tiempo.

Si se planea un viaje que incluye espeleología, se debe tomar las precauciones razonables. Informar al centro de rescate del itinerario y tiempo aproximado de retorno, tomar equipo de alta calidad y contratar un seguro espeleología o en su defecto un seguro deportivo que cubra esta actividad.

¿Qué cubre un seguro de espeleología?

En vista de los riesgos al participar en la espeleología y las dificultades que pueden surgir tras un accidente en esta actividad, un seguro espeleología suele proporcionar los siguientes beneficios:

  • Asistencia de emergencia las 24 horas del día, 7 días a la semana, gastos médicos en el extranjero y equipaje perdido.
  • Responsabilidad personal, cubriendo la responsabilidad legal como resultado de accidentes que causan la muerte, lesiones corporales o daños a la propiedad de un tercero.

Clasificación de las cuevas

Para contratar un seguro espeleología es necesario conocer las clasificaciones de las cuevas y en cuales se realizara la actividad, para así conseguir la cobertura que mejor se adapte a las necesidades del asegurado.

La clasificación por grado de dificultad son las siguientes:

  • Primer grado: Son las cuevas turísticas (cuevas de espectáculo).
  • Segundo grado: Cuevas horizontales o con pendientes, desfiladeros, parcelas que no requieren equipo especial. Estas cuevas pueden tener corrientes lentas y poco profundas sin peligro de inundaciones repentinas.
  • Tercer grado: cuevas cuyas altitudes son de hasta decenas de metros y se requiere equipo especial, además de conocer técnicas de cuerda.
  • Cuarto grado: Cuevas activas (con un río subterráneo) o cuevas de baches cuya altitud suma hasta cientos de metros.
  • Quinto grado: Cuevas total o parcialmente inundadas, donde equipos especiales y técnicas de buceo son indispensables.

(*)Esta información puede ser errónea y no es vinculante. Es imprescindible consultar las Condiciones de cada seguro en su página de contratación.

Reseñas

Aun no hay reseñas

Sé el primero en valorar “Seguro Espeleología”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *